La propuesta nace de la idea de mejorar el aspecto de la cubierta del Hotel Meliá situado en Magalluf. Para ello, se tiene en cuenta dos condicionantes:

1 mejorar el aspecto visual que tienen los clientes a este espacio.

2. Utilización de materiales duraderos, de diferentes texturas, y sostenibles (que requieran poco mantenimiento por la difícil accesibilidad a dicho espacio).

3. Proporcionar una identidad

Es por ello que Nos inclinamos por una composición de diferentes tipos de áridos, de colores diferentes y de granulometría. Colocamos áreas de césped artificial y macetas con diferentes especies de plantas suculentas. Diferenciamos cada espacio con traviesas de madera, lo que resalta los contrastes entre los espacios creados.

Datos del proyecto:

Superficie: 800 m2

Fecha de ejecución: mayo 2018

Publicado: 18 de Mayo de 2018