Las pérgolas en patios, terrazas, áticos o jardines otorgan protección del sol y de las inclemencias del tiempo. De esta manera, podemos disfrutar de agradables comidas al aire libre o simples ratos de ocio y relajación a la sombra, en contacto con la naturaleza.

Los materiales de construcción pueden ser muy variados. La estructura soporte puede ser de madera, de hierro, de metales reforzados. Por su parte, podemos encontrar coberturas de brezo, de madera, de cristal, de lona, o incluso de plantas enredaderas o trepadoras, como es el caso de las parras. Si cuenta con pilares de apoyo, éstos pueden cubrirse con plantas, lo que otorga un detalle muy bonito a la estructura sostén y un agradable aroma en épocas de floración si se escogen plantas con flores perfumadas. Las plantas elegidas para los pilares, en combinación con las otras existentes completan el ambiente, integrándose al conjunto. 

El diseño de cada pérgola dependerá del tipo de ambiente y sus características, y del gusto del cliente.

Publicado: 14 de Julio de 2017