Se trata de una técnica de aplicación preventiva y curativa que consiste en la aplicación de productos fitosanitarios mediante inyección al tronco del árbol o palmera, que es repartida a través de los canales internos de la planta, llegando a donde las aplicaciones tradicionales no pueden llegar. Es importante que este tipo de tratamiento sea ejecutado por una empresa especializada, pues requiere unos fuertes conocimientos de fisiología vegetal así como del profundo conocimiento de la biología de las plagas o enfermedades.

La endoterapia aporta grandes ventajas respecto a los tradicionales tratamientos aéreos, entre las que destacan:

- Técnica de nulo impacto ambiental. La ausencia de nebulización o atomización de productos químicos en el ambiente es total, así como su inocuidad para la salud de las personas.

- Se realiza de forma que el árbol sufra el menor daño posible, inyectando el producto a baja presión de forma que penetre en el sistema vascular de la planta de forma natural.

- El método es focal, por lo que se evitan los tratamientos indiscriminados.

- Sólo elimina los insectos que se alimentan de la planta causándole daños.

Los usos de la endoterapia se extienden a cualquier tipo de árbol. Sin embargo,Vinagrella Jardins recomienda su uso especialmente en tratamientos contra la procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa), donde hemos podido comprobar su alta eficacia, tanto en resultados, como en duración (un año); con lo que queda garantizada la inexistencia de la aparición de la plaga; siempre y cuando se realice en el momento adecuado (Sep-Oct).

Publicado: 26 de Octubre de 2015